Pincel con depósito de agua: un imprescindible en tu set de dibujo

Cuando uno piensa en trabajar con acuarelas o material acuarelable enseguida visualiza esa taza o tarro en el que echamos el agua para diluir el color. Pero actualmente la comodidad llama a tu puerta para presentarte una nueva herramienta de trabajo: los Water Brush.

muestra-dibujo-rosa-con-water-brush
Fuente: YouTube

Los Water Brush o Pinceles de agua son unos pinceles que cuentan con un depósito que se puede rellenar con agua, permitiéndote así tener pincel y agua en una sola mano, haciendo el trabajo infinitamente más cómodo. Existen muchos tipos y marcas, pero aquí les echaremos un vistazo general y, especialmente, veremos sus infinitas posibilidades a la hora de trabajar con ellos.

Características de los pinceles de agua

zoom-pincel-de-agua
Fuente: YouTube

Las dos partes más importantes de un pincel de agua son la punta y el depósito, los cuales se pueden separar para poder rellenarlo o bien hacer una limpieza más exhaustiva de la punta tras mucho uso. La punta está fabricada con hilos sintéticos de gran suavidad, consiguiendo así un comportamiento lo más parecido posible al de un pincel común. El depósito es una simple pieza de plástico que podremos rellenar con agua y que con un poco de presión se liberará a través de la punta. En cuanto a tipos de punta y capacidad del depósito, existen tantas variaciones como marcas.

En algunas marcas – tales como Sakura Koi – podemos encontrar distintos tamaños numerados de pincel de agua, generalmente divididos en tres opciones:

  • Existe un tamaño pequeño pensado para detalles y pequeñas superficies de color, permitiendo un mejor control de la cantidad de agua utilizada.
  • El tamaño mediano es el estándar, útil para la mayoría de situaciones e ideal para iniciarse con los pinceles de agua.
  • Y finalmente un tamaño mayor pensado para grandes superficies o dibujos de formato grande. Permite dar color de forma rápida y con una buena dosis de agua a una amplia sección.

tamanos-water-brush-sakura-koi

Todos los pinceles recargables poseen un capuchón para cerrarlos y mantener segura la punta, pero algunas marcas dan un giro de tuerca y convierten el propio capuchón en una herramienta de trabajo más. El pincel de agua de Faber-Castell posee un capuchón especial diseñado para utilizarse con técnicas de rascado o raspado.

Un pincel recargable lleno de ventajas

Una vez vistas sus características, es hora de hablar de porque el pincel de agua debería encontrarse entre tus filas de herramientas de trabajo. Y será difícil que no te plantees reclutarlo, ya que todo lo que ofrece son una ventaja tras otra:

  • Uso sencillo: Es incluso más fácil de usar que un pincel normal. Con tan solo apretar ligeramente el depósito se liberará cierta cantidad de agua a través de la punta, ¡y listo para pintar!
  • Comodidad: Se acabó el preocuparse por el tarro de agua o que le agua esté demasiado sucia. Con el pincel de agua solo hay que mantener el depósito lleno y tendrás el agua que necesitas en la propia mano.
  • Transportable: Si estás pensando en salir a dibujar un bonito paisaje al aire libre o sencillamente te gusta pintar en el exterior, con un pincel al agua ya no tendrás excusa. Fácil de llevar, sin problema a que se vierta el agua en tu estuche.

Un solo pincel para un montón de posibilidades

Y para el final dejamos lo más interesante, su amplia lista de utilidades y formas de utilizarloque no son pocas –, seguro que encuentras alguna que desees probar y te ayude a decantar la balanza a favor de los pinceles de agua recargables para acuarela:

Pintando con acuarelas sólidas

pincel-agua-acuarela-solida
Fuente: YouTube

La primera opción es clara: Utilizarlo como un pincel más al trabajar con pastillas sólidas de acuarela. Tan sencillo como cargar el depósito con agua, apretar ligeramente para mojar la punta y diluir el color de la pastilla de acuarela como si fuera un pincel clásico. Si queremos aclarar el tono bastará con apretar el depósito para que el agua diluya el color un poco más. En caso de querer limpiarlo solo debemos apretar y deslizar suavemente la punta por un trapo o un trozo de papel de cocina. ¡Prácticamente igual que un pincel corriente pero más cómodo para ti!

Combínalo con lápices y rotuladores acuarelables

También puedes utilizarlo con lápices y rotuladores acuarelables, ya sea al pintar previamente con ellos sobre el papel y luego deslizar el aqua brush cargado solo con agua para diluir el trazo. O bien deslizar suavemente la punta del lápiz o rotulador por la punta del pincel, coloreándola ligeramente para luego pintar con él. Puedes combinarlo con todo tipo de marcas y modelos, pero que siempre sean material acuarelable.

¿Se avecina lluvia? Efectos especiales usando el pincel de agua

El pincel de agua ofrece muchas posibilidades, pero hay un par de truquillos que seguro que son de tu agrado para tus proyectos, y para ellos solo necesitarás acuarelas o rotuladores y lápices acuarelables:

  • Carga el pincel con agua y presiona el depósito desde cierta altura, dejando caer pequeñas gotas sobre el papel. A continuación, colorea la punta del pincel (utiliza el material que más te guste para esto, ya sean acuarelas o lápices y rotuladores acuarelables) y sumerge levemente la punta en las gotas de agua para que se coloreen con el color elegido. Este efecto es conocido como “gotas estilo perla”.
  • Otra opción es presionar el depósito y humedecer la punta, a continuación, escoge un lápiz o rotulador acuarelable y junta las puntas, presionando una con la otra para así crear salpicaduras de color allá donde las necesites, ¡incluso combinando varios colores.

gotas-efecto-perla-1gotas-efecto-perla-2

Fuente: YouTube

Pincel de agua no significa que solo se pueda rellenar con agua

¿Tienes acuarelas líquidas? No te preocupes, también puedes rellenar el depósito del pincel con ellas y utilizarlo de la misma forma. Incluso, si tienes ganas de experimentar, puedes diluir tus acuarelas con agua, en ciertas cantidades, y cargar el pincel con esta agua diluida para crear todo tipo de tonos. Incluso degradados si combinas varios pinceles al agua con distintos colores diluidos.

También puedes utilizar tinta, pero con cuidado

Otra opción es utilizar tintas para rellenarlo, pero es importante que sean tintas de base al agua. Si se utilizan tintas acrílicas, es decir, en base de aceite, puede perjudicar al pincel y terminará por taponarse y que deje de funcionar. Siempre y cuando se utilicen materiales solubles en agua, funcionará de forma eficiente y se podrá limpiar cómodamente con un poco de agua.

Técnicas de raspado y rascado

tecnica-raspado-pincel-agua-faber
Fuente: YouTube

Anteriormente hablamos de las técnicas de raspado o rascado cuando vimos el pincel al agua de Faber-Castell, veamos un poco en qué consisten: Tras pintar con el pincel y dejar secar, utilizando el material que sea, podemos utilizar el capuchón del pincel de agua de Faber-Castell para “raspar” con él sobre las superficies ya coloreadas, creando nuevas texturas en el papel. Esto aumenta considerablemente los resultados que podemos obtener y da otro enfoque al trabajo con acuarelas.

Hora de escribir: Lettering y Caligrafía

Y finalmente, siguiendo con lo que está de moda, el pincel rellenable puede usarse para hacer hand lettering y caligrafía. Ya que su punta es idéntica a la de un pincel, podrás controlar el ancho del trazo y así realizar las características letras que se ven en trabajos de lettering. Además, podrás combinar todo lo anterior en la caligrafía, creando así degradados, gradientes de color, texturas… Todo lo que se te ocurra.

lettering-water-brush-1lettering-water-brush-2

Fuente: YouTube

Como se puede ver, las posibilidades son prácticamente infinitas, además de poder combinarlas unas con otras, haciendo que el pincel de agua sea un compañero imprescindible en tu trabajo, sea cual sea el estilo que utilices.

Anuncios